Las dolencias que se pueden tratar mediante la andulación

por terapiaporandulacion @ 2012-06-22 – 12:23:49

Algunas de las patologías que se pueden tratar con Andulación son:

Artrosis Enfermedad producida por el desgaste del cartílago, tejido que hace de amortiguador al proteger los extremos de los huesos y que favorece el movimiento de la articulación.

Artritis Enfermedad degenerativa de las articulaciones. Basada en la inflamación o desgaste de las articulaciones.

Hernia discal Enfermedad en la que parte del disco intervertebral (núcleo pulposo) se desplaza hacia la raíz nerviosa, la presiona y produce lesiones neurológicas derivadas de esta lesión. Pueden ser contenidas (sólo deformación, también llamada protrusión discal) o con rotura.

Síndrome de Burnout Padecimiento que a grandes rasgos consistiría en la presencia de una respuesta prolongada de estrés en el organismo ante los factores estresantes emocionales e interpersonales que se presentan en el trabajo, que incluye fatiga crónica, ineficacia y negación de lo ocurrido.

Celulitis Acumulación de tejido adiposo en determinadas zonas del cuerpo, formando nódulos adiposos de grasa y toxinas.

Úlcera por presión Se producen sobre todo en pacientes hospitalizados, residentes en centros de la tercera edad y aquellos que permanecen largo tiempo en cama. Este tipo de úlceras deben evitarse mediante medidas preventivas, pues se infectan con facilidad y pueden causar graves complicaciones, como sepsis e infecciones de huesos.

Isquemia Sufrimiento celular causado por la disminución transitoria o permanente del riego sanguíneo y consecuente disminución del aporte de oxígeno (hipoxia), de nutrientes y la eliminación de productos del metabolismo de un tejido biológico.

Fibromialgia Enfermedad que se caracteriza por un grupo de síntomas y trastornos músculo-esqueléticos poco entendidos, como fatiga extrema, dolor persistente, rigidez de intensidad variable de los músculos, tendones y tejido blando circundante, y un amplio rango de otros síntomas psicológicos, como dificultades para dormir, rigidez matutina, dolores de cabeza y problemas con el pensamiento y la memoria, que suelen impedir el funcionamiento rutinario del sujeto

Lumbalgia Dolor de espalda baja, en la zona lumbar, causado por un síndrome músculo-esquelético, es decir, trastornos relacionados con las vértebras lumbares y las estructuras de los tejidos blandos como músculos, ligamentos, nervios y discos intervertebrales

Ciática Conjunto de síntomas que incluyen dolor que puede ser causado por la compresión general o irritación de una de las cinco raíces de los nervios espinales que dan origen a cada nervio ciático, o por la compresión o irritación uno o ambos nervios.

Cefalea Dolores y molestias localizadas en cualquier parte de la cabeza, en los diferentes tejidos de la cavidad craneana, en las estructuras que lo unen a la base del cráneo, los músculos y vasos sanguíneos que rodean el cuero cabelludo, cara y cuello.

Venas varicosas Dilataciones venosas que se caracterizan por la incapacidad de establecer un retorno eficaz de la sangre al corazón (Insuficiencia venosa). Las más habituales son las de los miembros inferiores.

Linfedema Edema producido por una obstrucción en los canales linfáticos del organismo. Tal situación se produce por la acumulación de la linfa en los espacios intersticiales (área existente entre las distintas células de un tejido), dentro del tejido celular subcutáneo. Obedece por lo general a una insuficiencia en el sistema linfático, y trae como consecuencia el aumento del volumen de las extremidades.

Espondilitis Inflamación de una vértebra causando la rigidez de la columna vertebral, produciendo dolor con el movimiento y sensibilidad a la presión. Una de las causas más frecuentes de espondilitis son las inflamaciones autoinmunes, como es el caso de la espondilitis anquilosante.

Contracción muscular Proceso fisiológico en el que los músculos desarrollan tensión y se acortan o estiran por razón de un previo estímulo de extensión.

Osteoporosis Enfermedad que disminuye la cantidad de minerales en el hueso, perdiendo fuerza la parte de hueso trabecular y reduciéndose la zona cortical por un defecto en la absorción del calcio, lo que los vuelve quebradizos y susceptibles de fracturas y de microfracturas.

Parkinson Trastorno neurodegenerativo crónico que conduce con el tiempo a una incapacidad progresiva, producido a consecuencia de la destrucción, por causas que todavía se desconocen, de las neuronas pigmentadas de la sustancia negra. Frecuentemente clasificada como un trastorno del movimiento, también desencadena alteraciones en la función cognitiva, en la expresión de las emociones y en la función autónoma.

Reumatismo Término no específico para problemas médicos que afectan a las articulaciones, el corazón, los huesos, los riñones, la piel y los pulmones. También es conocido como "síndrome de dolor regional" o "reumatismo de partes blandas", puede causar gran incomodidad y dificultad

Insomnio El insomnio es uno de los trastornos del sueño más comunes; dificultad para conciliar el sueño, despertarse frecuentemente durante la noche o despertarse muy temprano por la mañana antes de lo previsto. Factores como el estrés, la elevada activación del organismo o la depresión son relevantes.

Estrés Reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada. El estrés es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia que puede acabar desencadenando problemas graves de salud.

Sobrepeso Condición de poseer más grasa corporal de la que se considera saludable en relación con la estatura. El exceso de peso ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial. Un cuerpo sano requiere una cantidad mínima de grasa para el buen funcionamiento de los sistemas hormonal, reproductivo e inmunológico.

Gota Enfermedad metabólica producida por una acumulación de sales de urato (ácido úrico) en el cuerpo, sobre todo en las articulaciones, en los riñones y tejidos blandos.

Migraña Enfermedad que tiene como síntoma principal el dolor de cabeza, usualmente muy intenso y capaz de incapacitar a quien lo sufre. Es una afección muy frecuente, de base genética, que afecta a entre el 12% y el 16% de la población general, siendo la incidencia más alta en las mujeres.

Mielopatia Afección crónica de la médula espinal (generalmente se usa el término cuando la afección no es causada por inflamación o traumatismo aunque existen excepciones). Se puede considerar como un conjunto bien definido de síntomas que afectan específicamente a la médula espinal (sean cuales sean) que pueden ser causados por diversos factores. 

M

1. INDICACIONES TERAPÉUTICAS GENERALES DE LA MAGNETOTERAPIA

1. Estímulo del metabolismo del calcio en el hueso y estimulo sobre el colageno: Basado en el efecto piezoeléctrico, con corrientes inducidas a baja intensidad.

2. Efecto trófico sobre células, tejidos y órganos: Basado en la actuación intracelular de los campos magnéticos, en el mayor aporte trófico producido por la vasodilatación y en el aumento de la presión parcial de oxigeno sobre tejidos y órganos.

3. Efecto antiinflamatorio: Tanto por la producción de hiperemia, como por el estimulo en la liberación de sustancias antiinflamatorias. Por ello se emplea en inflamaciones sub-agudas y crónicas y, con precaución (frecuencias e intensidades bajas), en las agudas.

4. Efecto analgésico:: Deriva tanto de la actuación de los campos magnéticos sobre las terminaciones nerviosas como de la reducción de las condiciones que provocan el dolor (inflamación). Su duración es persistente incluso después del tratamiento.

5. Descontracturante: Por su efecto relajante sobre la fibra estriada.

6. Antiespasmódico: Por su efecto directo sobre la fibra lisa.

7. Hipotensor: Por su efecto de relajación vascular, cuando actúa sobre zonas amplias.

8. Sedación general: Tanto por aumento en la producción de endorfinas, como por su efecto hipotensor y de relajación muscular.

2. INDICACIONES TERAPÉUTICAS ESPECÍFICAS

1. Procesos reumáticos:

o Artropatías degenerativas de cualquier localización: Gonartrosis, coxartrosis, espondilosis (cervical y lumbar), etc.

o Artropatías inflamatorias: Artritis reumáticas, espondilitis anquilopoyética.

2. Reumatismos peri-articulares:

o Polimialgia reumática, síndromes discales, radiculitis, ciatalgias, periartritis.

o Miositis y tenomiositis.

o Patología muscular traumática en fase aguda o sub-aguda.

3. Trastornos de la osificación:

o Osteoporosis, tanto generalizada (posmenopáusica) como localizada (Sudeck).

o Retardo de consolidación de las fracturas: se acelera su proceso curativo ya desde los primeros días de aplicación.

o Seudo-artrosis.

4. Traumatología, medicina laboral, medicina deportiva:

o Contusiones, distorsiones, luxaciones, esguinces.

o Contracturas musculares.

1.     Patología vascular periférica:

o    Úlceras varicosas y postflebíticas de miembros inferiores, postraumáticas, de decúbito.

o    Alteraciones de la circulación periférica, tipo acrocianosis y enfermedad de Raynaud.

2.     Cirugía:

o    Aceleración de la cicatrización y del proceso curativo de las heridas y quemaduras.

o    Endoprótesis.

3.     Otorrinolaringología:

o    Sinusitis.

o    Tinnitus.

o    Síndromes vertiginosos secundarios a trastornos de la microcirculación.

4.     Neurología:

o    Dolor de origen nervioso, en general.

o    Migrañas, cefaleas.

o    Neuralgias: branquial, intercostal, de Trigémino.

o    Isquialgia, lumbalgia, ciática, migrañas.

5.     Medicina interna:

o    Asma bronquial.

o    Colitis ulcerosa, ulcera gástrica crónica.

o    Nefrosis, nefrosclerosis.

o    Insuficiencia hepática, cardiaca.

o    Trastornos de la circulación cerebral.

o    Estímulo trófico de diversos órganos.

6.     Trastornos derivados del estrés:

o    Inquietud, insomnio, cefaleas tensionales, taquicardias emocionales, etc.

CONTRAINDICACIONES

volver al indice

 

No existen contraindicaciones absolutas para la aplicación de magnetoterapia. Sin embargo, existen situaciones que requieren precauciones especiales; son las siguientes:

  • Enfermos portadores de marcapasos.

  • Embarazo

  • Enfermedades víricas, micosis.

  • Hipotensión, por la posible producción de una lipotimia.

  • Hemorragias o heridas hemorrágicas, por la posibilidad de agravamiento de la hemorragia. Advertencia a la mujer con la mestruación en aplicaciones abdominales.

La presencia de placas o implantes metálicos no es contraindicación de la magnetoterapia ya que su posibilidad de calentamiento es muy remota, al tratarse de terapias a baja intensidad.

 

 

 

6. EFECTOS SECUNDARIOS Y COLATERALES

volver al indice

 

En toda la experiencia clínica con magnetoterapia, en ningún caso se han encontrado evidencias de efectos secundarios o indeseables, por lo que es utilizado con total asiduidad, en todo tipo de pacientes, inclusive en niños y jóvenes. En definitiva, estamos ante un tratamiento totalmente inocuo e inofensivo para órganos y sistemas colindantes.

Al contrario, la magnetoterapia induce al sueño, sobre todo en el momento del tratamiento y mejora la calidad del sueño durante la noche. En la práctica no se ha encontrado que el paciente duerma más, sino que duerme mejor. En determinados pacientes se presenta una ligera cefalea en el transcurso de la sesión que puede corregirse disminuyendo la intensidad en Gauss.

En algún grupo de pacientes puede presentarse, al principio, una intensificación de los síntomas, pero la tendencia es la disminución a partir de la tercera sesión. Se ha planteado, además, un aumento de la diuresis durante las aplicaciones del campo magnético, sensación de hormigueo en la parte tratada, una aceleración del proceso de supuración presente en el caso de infecciones, favoreciéndose, de este modo, la eliminación de cuerpos extraños. Durante los periodos menstruales de las pacientes, no se recomienda su uso debido a la posibilidad de mayor sangramiento

  Contador